El valor de lo que importa



El 13 de marzo iniciamos un viaje como equipo de trabajo que no imaginamos nunca que íbamos a pasar, cada día que pasaba experimentamos diferentes procesos y emociones, cada uno viviendo en su entorno que sin duda alguna representaron retos que no habíamos considerado, la convivencia familiar 24/7, adaptar el espacio dentro de nuestros hogares para poder trabajar, las rutinas y horarios que tuvieron que cambiar, en fin, vivencias que hicieron que nuestros días fueran muy distintos a los planeados para este año 2020.


Studio Domus se caracteriza por ser una empresa dinámica, vanguardista, innovadora y en constante cambio, todos estos valores se pusieron a prueba en este tiempo, pero, sin duda alguna cada uno de ellos fueron un pilar importante para fortalecernos como empresa, especialmente esa capacidad inimaginable de adaptarse al cambio que cada uno de los miembros de este equipo tuvo que asumir.


No podemos establecer de qué modo, todo esto nos modifica, hemos tomado nota de lo vulnerables y frágiles que somos. Esta situación nos atraviesa y lo que nos vamos a encontrar tiene que ver con un mundo distinto al que había antes del confinamiento. Cada persona lo va a resignificar de una manera particular, pero todos vamos a salir distintos de cómo ingresamos.


Si bien el contacto físico es esencial en una relación humana, el afecto, el cariño, la preocupación o el amor se pueden expresar de muchas otras maneras, definitivamente eso lo aprendimos en este tiempo; el conversar, contar, compartir nos ha dado la oportunidad de aprender a tocarnos con palabras, sin usar las manos.


Sin embargo, después de siete meses de estar manteniendo comunicación a través de una pantalla, ya era el momento de tener un reencuentro y poder vernos cara a cara, escuchar nuestras risas y disfrutar de los chistes y bromas espontáneas que surgen alegrando al resto del equipo, valorar la compañía y el sentimiento de aprecio por la esencia personal de cada uno que hacen de nuestro equipo una prioridad.


La convivencia que pudimos tener este 6 de octubre de 2020 será memorable y recordada por todos, porque a pesar de que no hubo besos y abrazos como hubiéramos querido, no fue impedimento para expresar el cariño y aprecio por todos.


Camila Peralta

Talent Performance Manager



58 vistas

© Copyright 2019 Studio Domus. All rights reserved.

Studio Domus_logo_pos.png
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram